Acompañamiento a personas que se encuentran en estado de coma vegetativo

Escrito por estadosdecoma 30-03-2008 en General. Comentarios (20)

 

Desde el 2003, estamos trabajando con una persona que está en estado de coma vegetativo.

Durante todos estos años se le está estimulando y moviendo su cuerpo. Ha obtenido y está obteniendo mucha movilidad en sus articulaciones y tonificación de sus músculos, las funciones vitales han mejorado y optimizado.

En 2006 leímos el libro “Coma a Healing Journey” (Coma un viaje curativo) de Amy Mindell con la colaboración de su marido Arnold Mindell.   

Para nuestra sorpresa nos confirmó muchas de las cosas que ya estábamos haciendo y al mismo tiempo abría tantas posibilidades y aspectos interesantes, que poco a poco los hemos ido aplicando. De hecho el acompañamiento que ya era intenso y profundo, se ha convertido en un “viaje” asombroso ya que también es un “viaje” personal para los que estamos a su lado.

Observamos con atención sus movimientos (esos movimientos que los médicos llaman reflejos) y respiración, así como su mirada y facciones que nos transmiten su estado de ánimo. Siempre antes de moverlo o de incorporar algún movimiento o algo diferente, le explicamos lo que vamos a hacer, vemos la atención que presta y como reacciona y  nos hace saber si lo acepta o lo rechaza.

Siempre respetamos su ritmo y sus indicaciones de bienestar o malestar.

Su cuerpo está fuerte y nos lo muestra, también le sentamos en una silla de ruedas para poder pasear, ya que su cabeza casi la mantiene erguida.

En 2007, Arnold y Amy estuvieron en Barcelona y pudimos hablar con ellos, nos animaron a seguir con el acompañamiento.

Nuestra intención es poder compartir experiencias con aquellas personas que tienen algún familiar o amigo en estado de coma, aprender a reconocer las señales que nos hacen llegar desde su estado y que puedan ser recogidas por los que estamos a su lado.

 

  • Esto es importante para una buena comunicación con la persona en coma.
  • Creemos que una persona que se encuentra en un estado de coma vegetativo, está presente y que se comunica a través de “otro lenguaje” (pequeños movimientos, suspiros, sonidos, etc.).
  • El trabajo en equipo es básico, para compartir y contrastar las percepciones que se puedan individualmente percibir y seguir una línea común de comunicación.

El contacto físico es básico, un contacto afectuoso en el que reciba amor, respeto y comprensión y que al mismo tiempo es recíproco.

 

Con esta y con otras "enfermedades", nos planteamos muchas cuestiones sobre la vida y también sobre la muerte. Nuestra visión sobre la vida queda restringida a unos aspectos mínimos y olvidamos los que son de gran importancia. Es cierto que la ciencia y la medicina avanzan; pero la esencia, el potencial y la capacidad del ser humano, no se tienen en cuenta.

¿Qué es la conciencia? o ¿qué consideramos conciencia? ¿Qué consideramos sensible? o ¿a qué llamamos una respuesta?. Todo ser viviente (seres humanos, animales y plantas) responde al estímulo e interacción, ya sea de amor, enfado, indiferencia, etc.. Lo que sucede a menudo, es que no comprendemos la respuesta que nos llega del "otro" porque hemos aprendido que solo son válidas ciertas respuestas y así descartamos las que no se ajustan a lo que denominamos "normal".






Para todos aquellos que estén interesados en el acompañamiento a las personas que se encuentran en estado de coma, os recomiendo otra página, aquí os pongo los datos:


http://buscaalmaperdida.blogspot.com


Agradezco a todos aquellos que me habéis escrito y espero que mis comentarios os hayan sido de utilidad. Como mínimo, confío en que haya servido para ver esta "enfermedad" con otra mirada, con los ojos del corazón.